Páginas vistas en total

viernes, 3 de junio de 2011

Isabel.

Dicen que en la tierra hay ángeles esparcidos, que hacen el bien a todas las personas que tienen cerca, que llenan sus vidas y les guian.


Isabel es el nombre de la persona más importante de mi vida. Es muchísimo más que una amiga, es mi conciencia, mi seguridad cuando caigo, es parte de mi.
Si tuviera que sacarle algún defecto seria el que no es consciente de todo lo que es capaz. Se subestima a si misma. No es capaz de ver lo enormemente fantástica que es y ya no hablando sólo psicológicamente sino también físicamente. Es única y no unicamente porque sea la única persona que conozco incapaz de enfadarse, sino porque ella en si lo es. Es irrepetible e imprescindible. Es todo lo que se puede pedir de una persona, y muchísimo más de lo que merezco.
Isabel es de esa clase de personas que hacen que los días lluviosos se llenen de luz. La que cuando necesitas una mano ella te la da y de paso te regala un buen consejo.
En mi vida he tenido a muchas amigas, pero la verdad, nadie como ella.
Ella es mi punto de referencia, todo lo que alguna vez me gustaría ser. La admiro, mucho. Porque es la única persona que ha permanecido a mi lado, siempre. Es la que mejor me conoce y a pesar de todas las cosas que he hecho, de todas las veces que le he defraudado ella sigue ahí, conmigo. Isabel, estas por encima de todo... Y aunque a veces no te lo demuestre, es cierto. Gracias por todo lo que siempre has hecho por mi, de verdad, porque no sé qué habría hecho sin ti. Hazme un favor y deja de pensar que tú eres el problema del mundo, porque eres todo lo contrario; es el mundo el que es demasiado malo para ti. No quieras correr, todo llega y a ti todo te llegará. Cuando llegue será todo lo perfecto que te mereces, estoy segura de ello. Pero mientras tanto, nunca dejes que nadie te haga perder ni una chispa de esa vida que tienes.


Estos son nuestros últimos meses juntas, dentro de poco cada una tomará su camino pero no quiero. No quiero que nos distanciemos y que tengamos que enterarnos de lo que le pasa a la otra por la revista del colegio. Prómeteme que eso no pasará, que aunque estemos lejos (o no) que vamos a tenernos la una a la otra como hasta ahora. Te quiero, no lo olvides. Y, nos queda un verano inolvidable por delante, lo sé

1 comentario:

  1. Nos casamos ya? En serio. Hola, no se porque me echas tantas flores porque al final me lo creeré.. ññññññ. Estudiando matemáticas no puedo ponerme sentimental pero que sepas que me he has puesto tonta.. jajajaja. Cari, que te quiero, y eso es lo que al final siempre queda. Te quise, te quiero y te querréeeee hasta el final de mis días. Y serás la madrina de mi hija/hijo/perro/gato/cobaya. Amame que se que se te da de maravilla. Y gracias por quererme :)

    ResponderEliminar

Diferentes caminos.