Páginas vistas en total

domingo, 28 de agosto de 2011

La forma que te mueves es como una tormenta y yo soy una casa de naipes. Tu eres la clase de imprudencia de la que debería salir huyendo pero sé que si lo hago no llegaré demasiado lejos.
Te situas frente a mi, lo suficientemente cerca para tocarnos. Lo sufientemente cerca como para esperar que no pudieses ver que estaba pensando en dejar todo ahora. Encuéntrame en la lluvia torrencial, bésame en la acera, llévate el dolor porque veo saltar chispas cada vez que sonríes.
Atrápame con esos ojos verdes cariño mientas las luces se van apagando. Dame algo en qué refugiarme cuando no estés cerca.
Mi mente se ha olvidado de recordarme que eres una mala idea. Soy precavida con el resto del mundo pero contigo... Sé que no es bueno.
Podría esperar pacientemente pero realmente deseo que dejes todo ahora y me atrapes.
Enredo mis dedos por tu pelo y veo como las luces se vuelven locas. Tu solo sigue manteniendo tus ojos en mi, es suficiente para hacerme sentir bien. Llévame a las escaleras, susúrrame suave y lento. Estoy cautivada por ti, cariño como fuegos artificiales.

viernes, 26 de agosto de 2011



Nothing compares no worries of cares regrets and mistakes they are memory made. Who would have know how bittersweet this would taste?

miércoles, 24 de agosto de 2011


Quizá todo sea diferente, no sé si me escuchas...
Hay algo que no entiendo, ¿por qué los buenos lloran y los malos se marchan tan contentos?
Tu fuiste verdad que termino siendo mentira... ¿Para qué tantos te quieros si ninguno da la cara?
Me doy cuenta de que se me escapa la vida esperandote, que el tiempo pasa y pasa mientras la esperanza dice quieta: ''hoy quizá si...''

martes, 23 de agosto de 2011


Conforme avanza la vida me doy dando cuenta de lo que representa la responsabilidad. Todo lo que hago afecta a la gente que me rodea y es por ello que quiero tomarme este tiempo para pedir disculpas. Disculparme por las cosas que hice, por las que aún no he hecho y por las cosas de las que no se desea tomar responsabilidad.

viernes, 5 de agosto de 2011


La inspiración me abandonó. Asique eso fué lo que hice. Me senté, encendí unas velas y dejé que la magia flotara en el ambiente. Resulta inevitable pararse a pensar en el poder del ambiente en el que te encuentras. Algunos desprenden historias por cada uno de los costados, otros te llenan de paz y clama y por el contrario otros te hacen sentir inquieta e insegura.
Resulta difícil explicar esa sensación que se planta en el pecho cuando te encuentras definitivamente en tu sitio. El lugar de dónde sabes que perteneces. En el que simplemente podrias pasar por un objeto mas de la habitación.