Páginas vistas en total

lunes, 31 de enero de 2011

Diario de Noa.




-Te odiaré si te vas de aqui. He debido de interpretar mal todas esas señales.
- Si, supongo que si.
- Estas aburrida. No estarías aqui si te faltara algo.
- Arrogante hijo de puta.
- ¿Te quedarás conmigo?
- ¿Quedarme contigo? ¿Para qué? ¿Para estar siempre discutiendo?
- Eso es lo que hacemos. Discutir. Tú me dices cuándo soy un maldito arrogante y yo te digo cuándo das mucho la tabarra. Y lo haces el 99% del tiempo. Sé que no puedo herir tus sentimientos porque tienen un promedio de dos segundos y medio de rebote y otra vez vuelves a la carga.
- Entonces, ¿qué?
- Pues que no será fácil, va a ser muy duro. Tendremos que esforzarnos todos los dias y quiero hacerlo porque te deseo. Quiero tenerte para siempre, tú y yo, todos los días. ¿Harías algo por mi? Imagina tu vida dentro de treinta o cuarenta años. ¿Cómo la ves? Si es junto a ese hombre, vete, vete, lo aguanté una vez y lo soportaré otra si creyera que es lo que quieres. Pero... Jamás tomes la vía fácil.
- ¿ A qué vía te refieres? No hay ninguna vía fácil, haga lo que haga alguien acabará sufriendo.
- ¿ Podrías dejar de pensar en lo que quieren los demas? Olvida lo que yo quiero, incluso lo que él quiere o lo que tus padres quieren, ¿ tú que quieres? ¡Vamos! ¿Qué quieres?
- No es tan sencillo.
- Te repito, qué quieres.
- Tengo que irme.
''Querida Ali, he dejado de amargarme porque sé que lo que tuvimos fué real. Si en algun lugar en un futuro lejano nos reencontramos en nuestras nuevas vidas te sonreiré con alegría y recordaré como pasamos aquel verano entre los árboles, aprendiendo el uno del otro y creciendo en el amor. El mejor tipo de amor es el que nos despierta el alma y nos hace aspirar a mas. Nos enciende el corazón y nos trae paz a la mente. Eso es lo que tu me has dado y lo que yo esperaba darte siempre.''

domingo, 30 de enero de 2011

Malas costumbres.

¿Cómo tu vida puede eclipsar todo aunque no estés? Lo que daría por poder sentir tu calor.
Dame solo este momento solos tu y yo. Deja que tus ojos me susurren que aún no me has dejado de querer. Sigues siendo mi príncipe, eres quien me hizo creer.

miércoles, 26 de enero de 2011

kidnap me


Vamos a soñar.
Haz la maleta, coge solo lo más necesario. Olvídate de todo. No necesitas nada. Despídete de tus padres, diles que algún día volverás. Coge el coche y venme a buscar.
Vámonos. No me preguntes dónde. Qué importa? Báñemonos en un río, páremos en un super y hagámonos un bocadillo de salchichón, para postre dulces besos. Cómamos en medio de campo. Ahora, al coche otra vez. Hace frío, ¿no crees? Rumbo a la costa entonces. Dame tu mano y déjame dormir agarrada a ella. Mírame dormir mientras conduces. Despiertame con otro beso que ya sabes que salen baratos mi amor ;)
Hemos llegado, el mar se despliega delante nuestra. No es verano, no hace calor, pero metámonos! Juguemos a mojarnos en la orilla. Cógeme aupas y tirame adentro. Riete. Acércate, abrázame y bésame. Yo me abrazo a tu cuerpo. Ya no hace tanto frío. Quedémonos hasta que se nos arruguen los dedos. Tápame con tu chaqueta y vayamos a tomar algo empapados y cogidos de la mano. Quiero un helado. Pruébalo, ña caíste ahora tienes toda la cara llena de nata. Acércate y déjame que te lo limpie con besos.
¿ Te apetece dar un paseo por la orilla? Sáquemos algunas fotos.
Mmm... Es hora de cenar. Montémonos en el coche y vamos al burguer que hay a las afueras. ¿Entrar? No, cenemos en el coche.
No tenemos habitación en ningún hotel. Bah, hay un asiento trasero maravilloso que nos está esperando. Ven, ven conmigo. Abrázame fuerte y susurrame te quieros hasta que me quede dormida.
Y mañana, mañana ya despertaremos.

domingo, 23 de enero de 2011

Loveu


Dame otra razón. No te mereces que pase otra noche más queriéndote y acordandome de ti.
Dame otra razón para seguir esperándote. Y no hay otra mayor que este amor que siento, que reconcome mis entrañas, que sube desde mi tripa hasta mi pecho, que luego se transforma en palabras que por aqui suelto.
Recuerdo que antes salia de otra manera. Se convertía en una pelea de besos. Tu acariciabas todo mi cuerpo tratando de abarcar todo lo posible y yo mordía tu cuello esperando llevarme algo de ti. Cuando rompiamos las cosas que había a nuestro alrededor y toda la fuerza que teniamos era poca para agarrarnos el uno al otro. Todas las veces que nos escondiamos en lugares insospechados para poder unirnos una vez mas. También recuerdo las veces en que lo hacimos lento, muy lento, saboreando cada detalle. Buscando guardar ese segundo para siempre. Me gustaba como me sujetabas el pelo... Cuando besabas mi espalda. Y yo, yo dibujaba una y otra vez tu cara, cada uno de los dibujos de tu cuerpo. Llegue a aprenderme tu cuerpo mejor que el mio propio. Recuerdo tu respiración entrecortada en mi oido y como eso solo hacia que te desease aún más.
Mierda! Acabo de encontrar la razón que necesitaba.