Páginas vistas en total

domingo, 6 de noviembre de 2011

Y amanecer con las ojeras que sólo deja tu ausencia.

Help, I need somebody.


Que probablemnte la culpa sea mía. Que se me ha olvidado el confiar y que mis miedos guian mi vida. Que tengo miedo de que me abandonen por tercera vez, que tengo miedo de las ''otras''. Que no es algo vano, que he visto relaciones muchísimo más sólidas desvanecerse por ''otras'', que he crecido con ''otras''.
Que necesito alguien que me apoye, que necesito alguien fiel y que sepa que va a estar ahí, que necesito la confianza, que necesito confiar en alguien. Que suena paradógico porque lo que menos hago es lo que más necesito.
Que no quiero estropearlo con mis dudas. Y que una vez más sea yo la que lo estropee por miedo a que se estropee. Espero que sepas que para mi no es fácil... Y tiene gracia, solo cuando aporreo el teclado frustrada por la rabia y por las heridas del pasado es cuando mi corazón se libera. Que estoy gritando, que necesito auxilio, que necesito a alguien, que necesito aire.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Borrador.

Era una noche lluviosa en la capital. El conducir resultaba difícil. Había sido un viaje largo y sus ojos estaban cansados. Guiándose más por su intuición que por las instrucciones del gps llegó a una calle del centro. A la derecha se encontraba imponente una catedral de origen románico que contrarestaba con el Corte Inglés de la izquierda. Probablemente por la mañana le propondría ir a visitarla, aunque conociéndola tal vez preferiría hacer una visita al Corte Inglés.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Good night baby.


La lluvia cae sobre el esfalto y moja los cristales de la ventana. En mi habitación reina el caos. La ropa se acomoda sobre la silla y yo me encuentro tumbada en la cama pensando en lo afortunada que soy sólo por ocupar tu mente durante unos minutos al día.
Sueño despierta. Sueño que estás aqui conmigo, que mi cabeza está sobre tu pecho y que juntos veremos llegar el nuevo día. Sueño con que la vida nos dará más noches de esas de cadenas de plata. Y sueño que me darás calor cuando haga frío.
A veces incluso sueño que tu sueñas lo mismo.
Dónde estés, buenas noches y sueña conmigo.

Te he echado de menos, he pensado en tu sonrisa y en tu forma de caminar.

Ven a Madrid, ten un descuido.


Que salga bien es lo que todos buscamos. Yo también. Dicen que para que salga bien hay que intentarlo, y volver a apostar, pero, ¿cómo hacerlo? Si todo lo que me han enseñado es a desconfiar. Nunca fuí la princesa de nadie y me enamoré sólo de algún cobarde.
Y siento ganas de llamarte. ¿Y si tu eres mi apuesta definitiva? Y quiero verte, y quiero que sientas lo mismo que siento yo, y quiero que me pienses, y quiero que te ilusiones y que me eches de menos, y quiero que me... Quiero.