Páginas vistas en total

domingo, 28 de agosto de 2011

La forma que te mueves es como una tormenta y yo soy una casa de naipes. Tu eres la clase de imprudencia de la que debería salir huyendo pero sé que si lo hago no llegaré demasiado lejos.
Te situas frente a mi, lo suficientemente cerca para tocarnos. Lo sufientemente cerca como para esperar que no pudieses ver que estaba pensando en dejar todo ahora. Encuéntrame en la lluvia torrencial, bésame en la acera, llévate el dolor porque veo saltar chispas cada vez que sonríes.
Atrápame con esos ojos verdes cariño mientas las luces se van apagando. Dame algo en qué refugiarme cuando no estés cerca.
Mi mente se ha olvidado de recordarme que eres una mala idea. Soy precavida con el resto del mundo pero contigo... Sé que no es bueno.
Podría esperar pacientemente pero realmente deseo que dejes todo ahora y me atrapes.
Enredo mis dedos por tu pelo y veo como las luces se vuelven locas. Tu solo sigue manteniendo tus ojos en mi, es suficiente para hacerme sentir bien. Llévame a las escaleras, susúrrame suave y lento. Estoy cautivada por ti, cariño como fuegos artificiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diferentes caminos.